MI HISTORIA

Conoce más sobre mi

Facebook Ads: ¿Imaginas poder destinar tu dinero a visibilizar el aspecto de tu negocio que más te importa?

Estoy aquí para sacar lo mejor de tu publicidad digital.

  • Destinar una parte del presupuesto de una marca a invertir en estas plataformas de pago, permite llegar a una gran audiencia con un coste muy bajo.
  • Su segmentación se puede afinar hasta límites insospechados, obteniendo un enorme control del presupuesto.
  • Con una buena estrategia en Facebook e Instagram Ads cada euro invertido impacta en el usuario que te interesa, mostrándole la oferta que está buscando, en el momento que la necesita.

Te ayudo a incrementar tu rentabilidad antes de que eches de menos el dinero de tu inversión

Mi trayectoria profesional me ha llevado a diseñar estrategias de publicidad en Facebook Ads para decenas de clientes, a los que
he ayudado a lograr sus metas. Hemos alcanzado juntos objetivos como:

Conseguir 750 contactos de clientes potenciales en una sola campaña de inversión reducida.

Aumentar las ventas, consiguiendo que por cada 1€ invertido se obtuviese un retorno de 9€.

Obtener una lista de suscripción de más de 1.400 personasen una plataforma digital en menos de 40 días

Invertir 900€ en una tienda online durante un mes y obtener 8.700€ de venta en sus productos con un ROAS de casi el 10.

Las matemáticas no fallan. Es cuestión de estadística.

Es así de sencillo: a mayor visibilidad, más clientes y como consecuencia un incremento de ventas e ingresos.

Siempre he desarrollado un gusto especial por los números y el análisis.

Desde pequeño, me he sentido atraído por la perfección de las cifras y por la capacidad que tienen para darnos pistas. Saber interpretar los datos te marca el camino a seguir. Eso, unido a la creencia de que todo puede mejorar, hace que me encuentre como pez en el agua volcando mis esfuerzos en optimizar las campañas.

Jorge Alfaro-22_WEB

Estaba dispuesto a seguir el camino establecido, pero me desmarqué y diseñé mi propio destino.

Soy aragonés de nacimiento y riojano de adopción. En mi infancia me mudé varias veces de domicilio. Siempre he pensado que este asunto tiene que ver con mi capacidad para conocer gente nueva y empatizar con ella.

Esta cualidad me ha ido muy bien en mi vida profesional. Me encanta tratar con el cliente y conocer su realidad y los públicos a los que quiere dirigirse. Siempre me han dicho que tengo un radar especial para detectar sus necesidades.

Durante toda mi trayectoria profesional, he trabajado con el marketing como herramienta. Imagínate: a diario, codo con codo, con algo que te apasiona.

Lo que se dice un afortunado.

A lo largo de 15 años he creado departamentos desde cero y he guiado equipos para empresas que vendían productos y servicios en distintos sectores.

Durante estos años, lideré el proyecto de social media de una gran superficie, trabajé en una agencia de comunicación y creé el departamento de marketing de una gran bodega.

Gracias a mi paso por la empresa privada, descubrí que la compra de tráfico en el mundo digital es imprescindible para una marca.

Desde entonces no dejé de formarme en la creación y gestión de estrategias de campañas de publicidad en Instagram y Facebook Ads.

Todavía me quedan muchos sueños por cumplir, pero en julio de 2018, decidí realizar uno de ellos. Como soy más de “hacer” que de “decir”, di el paso para convertirme en mi propio jefe.

Fue a principios de 2019 cuando empecé a mostrar la cara moviendo mi marca personal.

En la actualidad, mi experiencia en crear estrategias para campañas en Facebook e Instagram Ads ayuda a las marcas a ganar visibilidad y obtener más ventas.

No te acerques a mí, si no crees en la publicidad online o si no vas a confiar en mi gestión.​

He dicho NO a más de un cliente. Así. Sin ningún tipo de miramientos. Mi capacidad de ponerme en los zapatos de otro, me ha hecho rechazar proyectos por el convencimiento de que las plataformas de publicidad no eran las herramientas ideales para sus objetivos. No me gusta crear falsas expectativas.
Soy transparente y jamás te diré que se puede conseguir un imposible. No sueñes con algo que nunca saldría de mi boca.
También aborrezco los clientes remolque, esos que hay que arrastrar como si no fuera la cosa con ellos.

Por suerte, la gran mayoría de mis proyectos vienen de clientes que me permiten trabajar de una manera cercana para sacar lo
mejor de sus negocios. Si no me encuentras, puedes buscarme entre viñedos o con la caña en la mano (Y no, no estoy hablando de ligar).

Cuando estoy pescando o degustando un buen vino, sigo con mi mente funcionando para ver cómo puedo mejorar tus campañas.
Solo en el tiempo de ocio destinado a mi familia, le doy al off del interruptor que apaga mi máquina de inventar. Esos momentos
los tengo reservados para ellas.

Puedo ayudarte a mostrar tu producto o servicio para que los demás deseen comprarlo.